2 Comments

Estando en esta etapa inicial de reencontrarme con "mi yo saludable" he tenido que analizar una y otra vez si me es conveniente alistarme en un gimnasio o simplemente habilitar un Gimnasio en Casa.

Mujer obesa

Si me preguntabas en diciembre, te hubiese respondido sin titubear que me matricularía en un gimnasio para: cambiar de ambiente, motivarme mirando a otros y usar el equipo profesional del gym. Si me preguntas hoy, debo decir que ¡gracias a Dios que no me matriculé! porque sino ya hubiese perdido casi un mes de membresía. Así es... No he hecho ni pizca de ejercicios en lo que va del año... De hecho, tampoco he comenzado a alimentarme bien.

Ni les cuento como me he alimentado porque da vergüenza... Bueno... Quizás un día les cuente, pero no hoy. Al tema: Gimnasio en Casa. ¿Valdrá la pena?

Si bien es verdad que la mayoría de las personas que compran alguna trotadora o bicicleta a principio de año termina usándola como tendedero de ropa. (Lo dice la voz de la experiencia.) La realidad es que tener un Gimnasio en Casa tiene sus beneficios:

  • Tienes disponible el equipo 24 / 7 los 365 días del año.
  • Puedes hacer tu rutina de ejercicios a la hora que desees. 
  • No es necesario usar alguna ropa o vestuario especial.
  • Es tu espacio privado. Puedes hacer lo que desees en el.

Siendo 100% honesta con ustedes (las tres personas que me leen)... En cierto modo, la idea de ir al gimnasio me intimida un poco. Es que... Vamos, ¿Quién quiere ser la mujer más "grande" del gimnasio? Aquella a que todos miran cuando entra por la puerta, o trata de hacer abdominales. Yo no.

gorda

Ahora, dejando a un lado los complejos... Hay que ser honesto con uno mismo. ¿En realidad vale la pena pagar $50 - $85 mensuales para solo ir a usar la máquina elíptica y la trotadora? No creo... ¡Matemáticamente no tiene sentido alguno!

Así que,  pensando en eso, he decidido que poco a poco voy a "construir un santuario privado" para reencontrarme con mi yo saludable... Un lugar donde bailaré sin que nadie me vea y lloraré cuando me sienta frustrada.  MI GIMNASIO. MI LUGAR.

Aquí una lista de los "equipos" que necesito adquirir poco a poco, y sin prisa... Porque la realidad es que los abdominales se fabrican en la cocina... Pero eso es tema para otro post. 

  • Cuerda para Saltar 
  • Escalón de Steps
  • Pesas libres 
  • Bandas Elásticas
  • Mat de Estiramiento

Me parece que con ese equipo puedo comenzar y hacer excelentes rutinas. Además, facilmente puedo adquirirlo todo con menos de $50.

Aunque la mayoría de las personas piensa en comprar una trotadora cuando planifican en equipos para ejercitarse, viviendo en Puerto Rico me gustaría aprender a caminar fuera de mi casa para disfrutar los hermosos paisajes que ofrece mi isla. Por eso, no incluí una en mi lista. Sin embargo en un futuro me gustaría tener una máquina de remos y una elíptica. 

Bueno... Y tú, ¿qué cuentas? ¿Ya comenzaste a trabajar hacia tu meta de bajar de peso? ¡Cuéntame!

2 Comments

Como la mayoría de las personas, constantemente me trazo metas nuevas. Sea por motivo de Año Nuevo, inicio de un mes o Mi Cumpleaños. El trazar metas ya es hábito de mi vida.

metas de año nuevo
Photo: Daniel Nanescu - SplitShire

La realidad es que si no escribimos nuestras metas, es poco probable que las alcancemos. Entonces, ¿qué tenemos que considerar al escribir nuestras metas?

Primero... No te vuelvas loco haciendo una lista de cosas sin pensar con detenimiento. Lo ideal es que escojas unas 10 a 12 metas y que las mismas sean:

  • Específicas
  • Medibles
  • Alcanzables
  • Relevantes

Además, las mismas deben tener un tiempo definido de inicio y culminación. Debes definir metas a corto, mediano y largo plazo.

Probablemente ya sabes que una de mis metas para el año 2016 es bajar de peso y vivir un estilo de vida más saludable. Pero... ¿cómo me aseguro lograrlo? Siendo más específica al momento de escribir lo que quiero alcanzar.

META DE SALUD

  • Bajar de Peso
    ¿Cuánto? 150 libras
    ¿Esta meta es alcanzable y relevante a mis necesidades? Sí
    ¿Cómo lo logro? Alimentándome saludablemente y ejercitandome.

    • Sub-Meta #1 - Comer Saludable
      ¿Cuán frecuente? A diario
      ¿Cómo lo voy a medir? Llevando un Diario Alimentario
      Podrás ver mi diario aquí: www.FLYingtoONEderland.com
    • Sub-Meta #2 - Ejercitarme
      ¿Cuan frecuente? A diario
      ¿Cómo lo voy a medir? Con mi FitBit
      Llegar a los 10,000 pasos diarios

      • Sub-Meta #2b - Aumentar Flexibilidad
        Comenzar a hacer Yoga y Pilates

Algo que me ayuda mucho cuando trazo metas o hago planes futuros es comenzar cada oración con un verbo. Aquí te comparto el resto de mis metas para el año 2016:

METAS PROFESIONALES:

  • Dar mejor seguimiento a los contactos.
  • Ser más consistente en las publicaciones.
    ¿Cómo? Manteniendo al día mi calendario editorial.
  • Aprender a editar vídeos para mi canal de Youtube.

METAS FINANCIERAS:

  • Terminar la remodelación de la casa sin hacer préstamos.
  • Comenzar a aportar pagos al principal de la deuda de la casa.

METAS FAMILIARES:

  • Mantener la casa organizada y limpia.
    ¿Cómo? Asignando un horario diario para las tareas.
    Colocando las cosas donde van cuando las uso.
  • Sacar tiempo para hacer turismo interno con Mi Angel.

METAS ESPIRITUALES:

  • Orar y Meditar a diario
  • Congregarme más consistentemente

Bueno, ya sabes mis secretos para alcanzar las metas del año. ¿Qué haces tu para asegurarte alcanzar tus metas? ¡Cuéntame!

Si preguntas a cualquier persona cuál es el mejor día para comenzar una dieta o rutina de ejercicios, seguramente te responderá que en Año Nuevo.  De hecho, así nació FLYing to ONEderland... como una Resolución de Inicio de Año.

El año 2005 lo arranqué con fuerza... Bueno... En realidad estaba deprimida, desempleada y aburrida. Lo más que me incomodaba de mi misma en ese momento era mi sobrepeso. Así que, tomé la decisión de "ponerme a dieta" y hacer ejercicios. ¡Contra! Yo era saludable antes de casarme. ¿Qué rayos me había pasado? No me reconocía a mi misma.

Estaba decidida a pesar lo que pesaba antes de casarme... Así que, ese lunes 3 de enero (día en que comencé "la dieta") me matriculé en un programa de reducción de peso conocido y hasta le suplique a mi mamá para que me regalara una trotadora como regalo de Día de Reyes para ponerla en el mismo medio de la sala. Así, desde ese día en adelante podría ver televisión sentada, sino que caminaría mientras veía mis programas favoritos.

Esa mañana del 2005 pesaba 256 libras... Casi 100 libras más de lo que pesaba cuando conocí a Mi Ángel (mi esposo) en octubre del 1999... ¡Qué triste me sentía! Eso no era lo que había planificado ni soñado para mi vida!

A pesar que desde muy niña había estado en sobrepeso... Y que en sexto grado, cuando todas mis compañeras de escuela pesaban solo 106 libras, yo pesaba 140... Yo iba al gimnasio con regularidad. Estaba tonificada y la forma de mi cuerpo era muy bonita.

No exagero cuando les digo que mi resolución más importante de Año Nuevo en el 2005 era rebajar... En aquel entonces pesaba 256 y deseaba volver a pesar lo que pesaba cuando conocí a Mi Angel...

Comencé a escribir solo con la intención de llevar un diario de mi camino hacia un peso más saludable... Para motivarme y mantenerme enfocada en mi camino a una mejor figura. No esperaba que la gente me leyera, ni mucho menos que me siguieran.

Luego ese mismo año conseguí trabajo como maestra y se fastidió el plan... Comencé a aumentar de nuevo... Las largas horas de trabajo corrigiendo exámenes y haciendo planes no contribuían mucho a que recuperara mi peso saludable.

Para verano del 2008 mi peso ya había llegado a 325 libras... Me dolían los tobillos y me fatigaba con facilidad al caminar... Hello! Estaba 170 libras sobre el peso máximo ideal para mi estatura, edad y constitución física... 169 más de cuando conocí a Mi Angel... ¡Qué horror! Sentía como si me hubiese transformado en el insecto de la Metamorfosis de Kafka... No me gustaba nada el reflejo de mi imagen en el espejo... Traté de hacer algunas modificaciones a mi estilo de vida y logré bajar a 275 libras.

En verano del 2009 el Colegio donde trabajaba tuvo que hacer cortes en el personal por "falta de quorum" y yo fui una de las maestras a quienes no se les renovó el contrato. Lejos de encerrarme de tristeza, vi una puerta abierta para retomar mi vida saludable... Una oportunidad para finalmente comenzar a seguir mi sueños profesionales y personales.

El lunes 1 de junio del 2009 comencé un reto llamado "Mrs. Beauty & Fitness" convocado por la creadora de reina Magaly Febles. Tenía 15 semanas para bajar de peso y ponerme en forma...  ¡Y lo logré! Bajé 54 libras en 15 semanas... De size 20 a size 14... Uf! Me sentía de maravilla. ¡Solo me faltaban 21 libras para llegar a ONEderland!

Mantuve mi peso por año y medio, pero caí en una depresión profunda al descubrir que no podía salir embarazada. Estaba en luto por la pérdida de la ilusión de querer tener hijos. En las Navidades del 2010 aumenté 30 libras...

Luego, en verano del 2011 comencé a trabajar 24/7 en mi blog CuponeandoPR ¡Estaba super motivada ayudando a los demás a ahorrar dinero! Lamentablemente con la fama y el éxito de mi blog dejé atrás todos mis buenos hábitos de vida saludable... Mi blog demandaba sobre 12 horas de trabajo. Y yo lo hacía feliz. Ayudar es algo que siempre me ha llenado de satisfacción.

Y llegó el 2015... A pesar de que no creaba contenido consistentemente para FLYing to ONEderland me negaba a la idea de abandonar este proyecto. Hello! Este fue mi primer blog. ¿Cómo iba a tirarlo al abandono?

Pero algo me decía que debía volver a comenzar... Borrar y Comenzar de nuevo...

Así que en verano del 2015 borré mi viejo blog para comenzar desde cero... No fue sencillo... De hecho fue muy difícil... Lloré cuando finalmente ya no estaba... ¡Eran 10 años de historia plasmadas en este blog!

Luego de borrarlo quise comenzar de nuevo, pero no pude... Necesitaba un tiempo de luto... ¡Mi viejo blog ya no estaba! 🙁 Al cerrarlo desaparecieron muchas historias, pero también me abrí a la oportunidad de escribir una nueva historia.

HOY, 1 de enero del 2016, escribo una nueva página de este nuevo libro... MI HISTORIA: FLYing to ONEderland.

¿Te animas a caminar conmigo hacia ONEderland?